De paseo por la Riviera Maya, México

Vacaciones de playas, ocio nocturno y  turismo 

Este destino del Caribe mexicano reúne un sinfín de argumentos para enamorar al viajero: playas de arena fina y aguas de color azul turquesa, impresionantes yacimientos arqueológicos, espacios protegidos repletos de manglares, gentes hospitalarias, las delicias de la gastronomía mexicana…

Este destino turístico se enmarca en el estado de Quintana Roo, en la parte oriental de la península de Yucatán. Situada entre Punta Allen y Puerto Morelos, y próxima a Cancún, la Riviera Maya ofrece más de 140 km de playas paradisíacas, perfectas para un viaje a México en familia, en pareja o con amigos.

Qué ver en Riviera Maya

Pocos lugares combinan con tanto acierto el ocio con el turismo cultural. Si te apasiona la historia, este rincón de México es una apuesta segura, gracias a su abundante legado arqueológico de la época maya.

El complejo más visitado son las ruinas de Chichén Itzá, situadas en el corazón del Yucatán. Chichén Itzá forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad desde 1988.

En cualquier caso, existe la posibilidad de disfrutar del legado maya sin salir de la Riviera Maya. Como ejemplo, baste referirse a las ruinas mayas de Tulum, situada a 131 km al sur de Cancún y consideradas como las únicas que se conservan junto al mar. A 42 km de Tulum, te aguarda Cobá, una ciudad de 125 km2. Su elemento más llamativo es la pirámide de Nohoch Mul, de 120 escalones y 42 m de altura.

Si te apasiona la naturaleza, no puedes dejar de visitar la Reserva de Sian Ka’an, un espacio natural declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987. Allí podrás admirar frondosos manglares, hacer esnórquel y navegar entre tortugas marinas y delfines en libertad. Aunque son bastante escurridizos, la zona también es el hogar de una veintena de manatíes.

Dedica también un tiempo de tus vacaciones en Riviera Maya para conocer el aviario de Xaman-Ha, en Playa del Carmen, el que viven unas 200 aves de 45 especies.

Qué hacer en Riviera Maya

Sin duda, las playas de la Riviera Maya son otro de los grandes alicientes de este rincón de México. Entre las más populares, destacan Playa Paraíso, próxima a Tulum; Punta Maroma, Playa Norte (en Isla Mujeres), Akumal, Holbox, Chemuyil, Mahahual o Playa Mamitas.

Todas ellas son perfectas para tomar el sol, darse un baño y, como no podía ser de otro modo, disfrutar de los deportes acuáticos. Entre los más solicitados, se cuentan el parasailing,el jet-skiing, a navegación, el esnórquel y, por supuesto, el buceo, ya sea en las cristalinas aguas del mar del Caribe o en cenotes.

A su vez, los ecoparques de Xcaret y Xel-Ha, que acogen ruinas arqueológicas de menor entidad, también brindan ofertas de ocio y entretenimiento para toda la familia, lo que los convierte en una elección ideal para quienes deciden viajar con niños a la Riviera Maya.

Para ir de compras en Rivera Maya, nada mejor que optar por el centro de servicios de la zona: Playa del Carmen. Allí encontrarás infinidad de tiendas de moda y complementos, agencias de viaje en las que contratar excursiones desde Riviera Maya, restaurantes y mucho más.

Y ya que hablamos de gastronomía, no puedes volver a casa sin probar los platos típicos de la cocina maya. De sabores muchos más suaves que los grandes emblemas de México : como los tacos, las enchiladas o los burritos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.