Descubre como eres en el amor según el Yin Yan

Estamos en Febrero el “Mes del Amor”, ¿cómo es tu forma de amar? ¿Eres un signo ‘frío’ o ‘caliente’ en el amor? ¿eres pasivo o agresivo?

Descubre como es tu vida sentimental según el Yin Yan. Seguramente has oído hablar de la dualidad del universo, y el balance de este.

El principio yang es activo, considerado de polaridad positiva, y el yin se considera pasivo, o de polaridad negativa. La polaridad no significa que sean “buenos o malos” sino se refiere a sus características. Por ejemplo, el principio yang, positivo, significa que es impulsor o dador y el yin receptor. Constantemente todo en el universo está cambiando entre yin y yang. Los ejemplos están presentes en todo. Así vemos, cuando el corazón se contrae, es yang, activo, positivo, bombea la sangre – la llamada sístole. Inmediatamente se relaja para llenarse nuevamente de sangre –pasivo, yin, la diástole-, y pasar enseguida a bombear nuevamente la sangre. Ahí ves un ejemplo sencillo de yang y yin alternando, polaridad positiva y negativa.

 

 

El momento de una explosión es yang, lo que le sigue después es yin, al martillar el clavo estamos haciendo yang, la madera está en yin, recibiendo. Según la forma de expresar la sexualidad y el amor los amantes suelen considerarse yang o yin. Esto no significa que sean ciento por ciento uno u otro sino que en su temperamento impera un poco más uno de los dos. El balance de ambos elementos es el que define nuestra personalidad y nos hace únicos, y bellos.

Se puede ser del sexo masculino y tener muchos elementos yin en la personalidad, o del sexo femenino y contener muchos elementos yang. No hay estereotipos. ¿Cuáles son los signos yang? Los signos yang, considerados de polaridad positiva o (+) y naturaleza masculina son, Aries, Géminis, Leo, Libra, Sagitario, y Acuario, o sea los signos de fuego y de aire. Dentro del horóscopo chino son signos yang, la rata, el tigre, el dragón, el caballo, el mono y el perro. ¿Cuáles son los signos yin? Considerados de polaridad negativa (-) y naturaleza femenina son Tauro, Cáncer, Virgo, Escorpión, Capricornio y Piscis.

 

Dentro del horóscopo chino, los signos buey, liebre, serpiente, oveja, gallo y jabalí, son signos yin.

Los amantes yang toman la iniciativa en la vida y en el dormitorio. Su energía sexual aumenta rápidamente y se origina en los genitales y necesita ser llevada gradualmente hacia las otras partes del cuerpo. En el amor, los amantes de yang se caracterizan por un temperamento fuerte y apasionado. Cuando un amante yang convive con otro amante yang la combinación es explosiva, sin embargo, al conocer a quien tiene predominantemente elementos yin se logra el equilibrio.

Esta polaridad positiva del yang representa la generosidad, el movimiento, la energía masculina, el fuego, el sol, la luz del día, el calor, la sequedad, la rapidez, la seguridad en uno mismo, el intelecto. Según la filosofía china y las enseñanzas del Tao y el Feng Shui nuestro ser interno no diferencia el género sino busca la expresión del yin y del yang en los demás. Precisamente esa tendencia es la que indica por qué alguien yang busca un amante yin, o alguien predominantemente yin busca un amante yang, independientemente del sexo que tenga. Como poseemos los dos principios todos tenemos siempre la capacidad de ser dadores y receptores, solamente depende de cuál de los dos elementos predomina más: el yin o el yang.

 

¿Eres un amante yin? Los amantes yin son receptivos, pasivos, sensibles, sensuales, y más intuitivos. Su energía sexual se origina en las zonas exteriores del cuerpo y necesita ser llevada hacia los genitales, proceden de la piel y van hacia el centro o chacra raíz a diferencia de los amantes yang cuya energía surge desde ese centro sexual. A los amantes yin les gusta tomarse su tiempo y disfrutar de los preliminares mientras se acumula el amor.

A los yang les interesa la acción, no perder tiempo. El yin representa la polaridad negativa o sea la recepción, la quietud, la energía femenina, la Luna, la noche, la frialdad, la humedad, la lentitud, la pasividad, receptividad, formas redondas y lisas, la intuición y la tierra. No hay personas ciento por ciento yang ni ciento por ciento yin. La predominancia de un elemento sobre el otro es lo que caracteriza su forma de amar y conducirse en la vida. Según lo anterior hay quienes suelen llamar “calientes” a los amantes yang y “fríos” a los yin aunque esa división no indica su comportamiento sexual sino la tendencia a ser o bien más activo, y tomar la iniciativa, o más pasivo y dejarse conducir. ¿Te consideras un amante yang o yin, caliente o frio? Descubre tu intensidad sexual y compensa la balanza para que crees armonía y belleza en tu relación en este mes del amor que estamos viviendo.

Si requiere alguna sugerencia, puede escribirnos a contacto@eldiariosentir.com 

También puede ir directamente a la página de contacto.

Gracias !

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.