Mirada fresca y con más firmeza usando té verde, pepino y clara de huevo

No puede existir una mirada fresca sin tener un sueño reparador. Lo primero que demos hacer es ir a la cama cada noche con un rostro bien limpio, lo mejor es siempre usar una leche limpiadora, el cual podemos quitar con algodón, luego lavar la cara con nuestro producto de preferencia, y tratar de dormir las horas necesarias para tener un descanso necesario, este depende de cada persona pero el promedio es de 8 horas diarias.

Sabemos muy bien que nadie escapa del paso del tiempo y el primero que nos hace notar los cambios es nuestra apariencia en el espejo. De modo que cuando empezamos a oservarnos nosotros mismos en algún momento notaremos falta de brillo en nuestro rostro o esas líneas marcadas alrededor de los ojos, es allí cuando sabemos que llegó la hora de hacer algo.

Ponerse compresas de Té verde frio nos repone rápidamente, al igual que las rodajas de pepino, el cual nos ayuda a la hidratación, estos dos procedimientos puede ser usado las veces que desees.

Al pasar el tiempo los tejidos de los músculos de esa zona de la cara en particular se debilitan y es cuando se hacen evidentes las marcas y la flacidez de la piel. Además, esas bolsas debajo de los ojos, producto de un descanso deficiente y las sombras oscuras en los párpados, que suelen ser hereditarias, avejentan aún más nuestra apariencia.

Pero mientras esperamos que aparezca la fórmula mágica de la fuente de la juventud eterna, te sugerimos un remedio casero que hará maravillas en tu piel.

Ingredientes:

– Una clara de huevo.

– Un hisopo de algodón.

¿Cómo usarla? Antes que nada, limpie bien la zona de restos de maquillaje, preferiblemente con una leche limpiadora, luego vamos a quebrar un huevo y separar la clara de la yema, ya que sólo utilizaremos la clara. Sumerjir el hisopo en la clara de huevo, cierre un ojo y aplique sobre el párpado y zona de ojeras. Repetir el mismo procedimiento con el otro ojo. Deje secar por completo, podemos acelerar el proceso con la ayuda del ventilador. Una vez que se haya secado, deje durante 2 minutos y luego retire lavando con agua tibia. Puede utilizar el mismo procedimiento en todo el resto de la cara. Utilice este tratamiento casero una vez a la semana para mantener su piel firme y tersa.

Si requiere alguna sugerencia, puedes escribirnos a contacto@eldiariosentir.com 

También puedes ir directamente a la página de contacto.

Gracias !

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.